Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El tramo, de 181 kilómetros, es compartido por las líneas de ancho convencional Linares-Almería y Moreda-Granada

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó el martes en Almería un resumen de la actuación integral de renovación de la conexión ferroviaria entre Almería y Granada. La mejora del trazado entre ambas capitales supone una inversión estimada de 363,5 millones –a falta de estudios posteriores más precisos– y abarca actuaciones tanto de renovación como de cambio de ancho de vía y electrificación, que favorecerán las relaciones en el conjunto del Corredor Mediterráneo, del que forma parte.


Presentado el proyecto de renovación integral de la conexión Almería-Granada
 
 
 

(27/07/2017) El objetivo del Ministerio de Fomento es crear una relación ferroviaria que acorte sustancialmente los tiempos de viaje, dotada de ancho estándar y con características que permitan incluirla en la Red Transeuropea del Corredor Mediterráneo. Además, la línea permitirá la llegada de los trenes de alta velocidad hasta Almería.

Una de las principales actuaciones incluidas en el proyecto es la renovación de vía, incluyendo el cambio de ancho que daría continuidad al Corredor Mediterráneo entre Andalucía y Levante, que supondría una inversión aproximada de ochenta millones de euros –a los que habría que añadir el importe correspondiente al IVA. Las operaciones para el cambio del actual ancho ibérico al ancho internacional estarán concluidas en 2023, lo que permitirá la circulación en ancho estándar en todo el Corredor Mediterráneo, desde Algeciras hasta la frontera francesa.

Tramo Almería-Granada

El tramo Almería-Granada por Moreda tiene una longitud de 181,4 kilómetros en ancho convencional, y está dotado de señalización mediante bloqueo automático en vía única (BAU) con Control de Tráfico Centralizado (CTC) y sin electrificar en la mayor parte de su recorrido, en el que existen un total de 62 pasos a nivel.

Dicho tramo es compartido por dos líneas de ancho convencional diferentes: la línea Moreda-Granada, de 56,7 kilómetros de longitud, en vía única sin electrificar, y la línea Linares Baeza-Almería, en el trayecto comprendido entre Moreda- en el kilómetro 125,900- y Almería -en el 250,600-, con una longitud de 124,7 kilómetros en vía única. La electrificación existente entre Almería y Huéneja (79 kilómetros) prestó servicio únicamente al tráfico de mercancías procedente de la Mina del Marquesado, hasta su cierre en 1997.

Actualmente Adif está ejecutando diversas actuaciones en los trayectos Granada-Moreda y Moreda-Almería que mejorarán la fiabilidad y suprimirán varias limitaciones de velocidad.

Conexión ferroviaria Almeria Granada. Edicion Via Libre

Descripción de las actuaciones para la renovación del tramo Almería-Granada

Además de la renovación de vía ya mencionada, incluyendo el cambio de ancho previsto para 2023 que daría continuidad al Corredor Mediterráneo entre Andalucía y Levante, en el tramo Moreda-Granada se debería efectuar la renovación prácticamente total de la superestructura.

Del mismo modo se ha estimado una inversión de 75 millones de euros (sin IVA) para acometer las actuaciones necesarias que pudieran sobrevenir en la infraestructura, como es el caso de refuerzos de estructuras, mejora de terraplenes, trincheras, supresión de pasos a nivel, entre otras.

La electrificación de este tramo debería ser también completamente nueva, con un coste estimado de 51,4 millones de euros (sin IVA), ya que la existente es parcial y no se puede reaprovechar para el sistema de corriente alterna. La nueva estará dotada de un sistema en corriente alterna de 2x25kV y 50 Hz de frecuencia. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realizará mediante subestaciones de tracción.

Este sistema de alimentación permite un mejor reparto de corrientes y es el utilizado en todas las nuevas líneas de alta velocidad y convencionales de España. El sistema permite ampliar la distancia entre subestaciones de tracción, situándolas a entre sesenta y setenta kilómetros aproximadamente, con el consiguiente ahorro en instalaciones y efectos sobre el medio ambiente.

Las instalaciones adicionales necesarias para poder energizar este tramo son las siguientes:

- Tres subestaciones: Aprox. 17,5 millones de euros (sin IVA).

- Quince centros de autotransformación: Aprox. 16,5 millones de euros (sin IVA).

- Dos líneas de alta tensión, una de 3 kilómetros y otra de 10: Aprox. 5 millones de euros (sin IVA).

- Seis posiciones en Red de Transporte: Aprox. 8,8 millones de euros (sin IVA).

- Telemando de energía: Aprox. 3,6 millones de euros (sin IVA).

Por su parte, el coste de una nueva línea aérea de contacto a 25 kV supondría unos 55 millones de euros (sin IVA), incluido el desmontaje de las actuales instalaciones de electrificación en desuso.

En cuanto a las afecciones/protección de las instalaciones de seguridad y control de la circulación, se estima una cifra de veinticuatro millones de euros (sin IVA). Todas las instalaciones estarán telemandadas y por tanto podrán controlarse y supervisarse remotamente desde el Centro de Control y Operación de energía integrado, además del sistema DaVinci.

Resumen económico de la actuación

Renovación y cambio de ancho de vía 80 millones de euros
Catenaria 55 millones de euros
Modificación y protección de las instalaciones 24 millones de euros
Instalaciones necesarias para energizar la catenaria 51,4 millones de euros
Infraestructura 75 millones de euros
Varios (proyectos, asistencias técnicas, ...) 15 millones de euros
TOTAL 300,4 millones de euros (sin IVA) / 363,5 (con IVA)