Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Ya se trabaja en el montaje de vía, así como en la instalación del resto de elementos de la superestructura del nuevo acceso ferroviario de alta velocidad en el sur de Madrid

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitó ayer las obras de cuadruplicación de vía entre la estación de Madrid Puerta de Atocha y Torrejón de Velasco, donde se trabaja en el montaje de vía, y en la instalación del resto de elementos de la superestructura ferroviaria, como electrificación, señalización y comunicaciones.


Las obras de cuadruplicación de vía entre Atocha y Torrejón de Velasco abordan su última fase
 
 
 

(10/02/2017) Esta actuación permitirá incrementar la capacidad del acceso ferroviario de alta velocidad a Madrid por el Sur, que da servicio a las líneas que unen la capital con Levante y Andalucía, con importantes ahorros de tiempos de viaje. Los trabajos en el nuevo acceso ferroviario de alta velocidad en el sur de Madrid se encuentran en su última fase.

En la actualidad, las líneas de alta velocidad Madrid-Levante y Madrid-Andalucía comparten el acceso a la capital por el sur, un tramo de doble vía entre Puerta de Atocha y Torrejón de Velasco que presenta un notable grado de saturación. Con la construcción de dos nuevas vías se dispondrá de cuatro vías para estos tráficos, lo que descongestionará el acceso y le permitirá absorber un mayor número de trenes.

Esta actuación está relacionada con la construcción del túnel en ancho internacional entre Puerta de Atocha y Chamartín. En la actualidad, las líneas de alta velocidad que proceden del Norte llegan a Chamartín y las que proceden del Sur y Levante llegan a Puerta de Atocha. Para establecer servicios comerciales Norte-Sur y Norte-Levante hasta ahora es necesario que los trenes pasen por cambiadores de ancho, o bien el transbordo de los viajeros.

Gracias al túnel, se posibilitarán relaciones directas en ancho internacional, con ahorros de tiempo de aproximadamente media hora en los trenes transversales que conectarán mediante alta velocidad las dos estaciones de la capital, que actualmente están aisladas. También facilitará el acceso de los trenes de alta velocidad, indistintamente, a los talleres de Fuencarral, en el entorno de Chamartín, y Cerro Negro, junto a Atocha, para su mantenimiento.

La construcción de dos nuevas vías en el tramo Atocha-Torrejón de Velasco y del túnel en ancho internacional Atocha-Chamartín suponen una inversión global de 935 millones de euros, de los que aproximadamente 302 millones corresponden a la plataforma.

Descripción de las obras

Actualmente, Adif Alta Velocidad está realizando trabajos de montaje de vía, electrificación e instalaciones. Las principales actuaciones en ejecución son:

- Montaje de vía entre Atocha y Torrejón de Velasco, adjudicado por 4,7 millones de euros, a los que hay que sumar otros 21,2 millones de euros en materiales necesarios para la obra. En la actualidad se encuentra en fase de finalización el montaje del carril sobre las traviesas.

- Obras de electrificación en el tramo Chamartín-Atocha-Torrejón de Velasco, adjudicadas por importe de 10,7 millones de euros. Consisten en la instalación de elementos de electrificación aptos para la alta velocidad. En el túnel se instalará catenaria rígida.

- Proyecto y obra de comunicaciones e instalaciones de seguridad en el tramo Chamartín-Atocha-Torrejón de Velasco, adjudicado por 34,8 millones de euros. El nuevo tramo se dotará con el sistema ERTMS.

- Instalación de protecciones acústicas entre Atocha y Torrejón de Velasco, adjudicado por 3,8 millones de euros.

Medidas de protección medioambiental

En el tramo Madrid-Torrejón de Velasco, las obras contemplan la protección del ecosistema de los ríos, la flora y la fauna del espacio por el que discurre la línea, así como la adopción de medidas para minimizar el impacto paisajístico, sonoro y visual.

De este modo, se incluye la plantación de casi 39.400 árboles y 230.000 arbustos, y 1.384.734 metros de hidrosiembra. Asimismo, se contempla la adecuación de veintiuna estructuras –entre viaductos y obras de drenaje– como pasos de fauna y la ejecución de 47 mecanismos de escape –rampas o puertas– para la fauna en el vallado perimetral. En las zonas con restricciones de parada biológica –de marzo a mediados de junio– se han realizado censos de avifauna. Además, está previsto instalar hasta 7,2 kilómetros de pantalla opaca anticolisión para aves.

Durante la ejecución de las obras se han efectuado mediciones de ruido diurnas y nocturnas para ver el impacto acústico sobre los núcleos urbanos. Se ha ejecutado un caballón de tierras como pantalla acústica a la altura de Perales del Río y está prevista la colocación de pantallas acústicas.

Para la protección de la fauna y en zonas residenciales, se han utilizado pantallas fonoabsorbentes durante la ejecución de determinados trabajos. Por otra parte, se ha contratado una empresa especializada para verificar la presencia del galápago leproso antes de desviar el arroyo Guatén y, en caso de que así hubiera sido, realizar el traslado de los ejemplares capturados. Además, durante todo el movimiento de tierras se ha realizado un seguimiento arqueopaleontológico.